La Semana Trágica: Cómo se organizó la represión

Por Ramiro Ross

Al cumplirse, la primera semana de enero 90 años de los acontecimientos conocidos como "La Semana Trágica", su análisis nos sigue aportando datos de como se organizó y se llevó a cabo la represión sobre los trabajadores.

El día 10 de enero de 1919, en el Centro Naval de Buenos Aires, que presidía el Almirante Domeq García, se reunen grupos de civiles que formaron a partir de ese día el grupo de represión "Defensores del Orden". 
 
No hay duda que el motor que los impulsó a formarse era el temor de que el gobierno de Hipólito Yrigoyen no fuera lo suficientemente duro con los huelguistas, como ellos querían, el fantasma de la revolución rusa que desde hacía dos años estaba recorriendo el mundo occidental los llevó a no titubear, rápidamente se incluyeron personalidades de la "élite", para terminar con lo que ellos creían era la revolución bolchevique en la Argentina, y deciden crear un grupo que pudiera actuar con decisión y que colabore con la policía y el ejército.

Inmediatamente se sumaron liberales, conservadores, clericales, etc., todos se embanderaron tras una consigna mas que abstracta: "defensa de la nacionalidad".

Debemos tener en cuenta que no fueron personas aisladas solamente las que se unieron, allí estaban representados los intereses patronales, la Iglesia satólica (en la persona de monseñor Miguel de Andrea), la Bolsa de Comercio, la Sociedad Rural, las compañías de los ferrocarriles Central Argentino, Del Sur, Del Oeste, y del Pacífico, si bien la UIA no participaba formalmente como institución, pero sus miembros aportaron dinero para armar a los esbirros, como Pedro Vasena (socio fundador).

Ese día (el 10), el grupo se reúne en la bolsa de comercio y emite una nota exigiendo al gobierno "adoptar medidas severas contra los huelguistas" (ya hacía tres días que estaban en huelga), y se envió, también, una nota al jefe de policía ofreciendo la colaboración de sus miembros porque
"...es necesario el apoyo civil para contrarrestar con mayor eficacia la acción subversiva..."

Esa noche, luego de la reunión, los jóvenes del comité entran en acción, todos actuaban organizando progroms contra los judíos, baleando obreros y asaltando locales partidarios y sindicales. El gobierno de Yrigoyen aceptó tan "distinguida" colaboración y los principales diarios apoyaron abiertamente.

Rápidamente el dinero se reúne para masacrar obreros, el diario La Nación menciona que: "Una larga lista de capitalistas agradecidos se apresuró a contribuir, los primeros en hacerlo fueron Federico Leloir, Gath y Chavez, Justa Urquiza de Campos, etc.", los principàles bancos abrieron rápidamente cuentas para los suscriptores, el Banco de la Nación, el de Londres y Río de la Plata, el Británico, First National Bank of Boston, etc.

La participación de los bancos extranjeros en las suscripciones demostraba hasta qué grado la economía argentina estaba subordinada a los monopolios intenacionales.

El gobierno radical, lejos de impedir semejantes colectas, las apoyó al grado que altos personajes del partido radical participaron de la primera comisión: Leopoldo Melo, Federico Leloir, Benito Nazar Anchorena, Martínez de Hoz, etc.

El día 19 se constituía una de las instituciones mas negras y reaccionarias del pais: la Liga Patriótica. Once años después se olvidaron del apoyo que les diera el gobierno radical y tuvieron participación activa en el golpe de estado de 1930 que derrocó a Yrigoyen... pero eso es otra historia.
 
 
La Semana Trágica. Participación de la Iglesia católica

Por Ramiro Ross

A fines de 1800, la Iglesia Católica en la Argentina decide, viendo el desarrollo que estaban teniendo el socialismo y el anarquismo, crear los "Círculos de Obreros Católicos", con el fin de contrarrestar el crecimiento de las organizaciones populares. Ponen al frente de estos círculos, al cura Grote, al tiempo, éste funda la Liga Democrática Cristiana, como una suerte de 'Federación' que aglutine y controle estos círculos. 

Ya en la primer década de 1900, toma el mando de la Liga monseñor Miguel de Andrea, una de la figuras mas reaccionarias de la Iglesia Argentina. Es él quien, para esconder los verdaderos objetivos de los círculos, realiza colectas obreras, comedores para empleadas, etc. Este monseñor dedicó la mayor parte de su vida a combatir al anarquismo, el socialismo y el comunismo, y para no privarse de nada, ya en sus últimos años de vida clerical, fue un importante y entusiasta partícipe del golpe de estado de 1955...

Para conocer parte de su pensamiento, basta con referirse a sus propias palabras, en una conferencia, a las que era tan aficionado, en 1949, refiriéndose a la Semana Trágica:

"...La consigna del comunismo era la de extenderse por el mundo entero, asegurando así el dominio que acababa de imponer sobre Rusia. Nuestra patria fue una de las primeras victimas codiciadas. Tal es el verdadero origen de la Semana Trágica de enero de 1919. El comunismo intentó abolir la llamada aristocracia, neutralizar a la Iglesia y apoderarse del gobierno. Juzgó necesario abolir la aristocracia porque -dijeron los comunistas- ella se consolidaba a expensas del proletariado que explotaba. Puedo dar fe de que se hallaban confeccionadas las listas de los acusados cuyas cabezas se debían tronchar y cuyas confortables mansiones se iban a distribuir.

"Juzgaron también necesario neutralizar a la Iglesia porque ésta -según manifestaron- consultando sus propias conveniencias, se ha convertido en el sostén de la aristocracia y porque las creencias religiosas que propaga son el "opio de los pueblos" para contener sus reivindicaciones. Los desmanes consumados en aquellos días por las turbas instigadas y enfurecidas, lo han dejado documentado.

" Intentaron, igualmente apoderarse del gobierno. Pero, al frente de Campo de Mayo de hallaba un patriota, un militar sin tacha y sin miedo. Marchó sobre la Capital. Le fueron conferidos los poderes necesarios. Se derramó mucha sangre. La semana transcurrida desde el 8 al 17 de enero fue llamada la "semana roja". Así se salvaron el gobierno y el honor. Lo que aún no se ha salvado es la omisión de la gratitud nacional, que todavía no ha hecho justicia al hombre, cuyas confidencias llevo invioladas en el alma: el general de división Luis Dellepiane"

Creo innecesario, probable lector, hablar sobre la catadura moral del monseñor...

Unos años antes de los hechos que nos ocupan, se crea en Buenos Aires el Comité Nacional de la Juventud que durante la primer guerra mundial presionaban a Yrigoyen para que abandone la neutralidad y declare la guerra a Alemania. Uno de sus mas entusiastas partícipes fue Ricardo Rojas. Este comité en 1918 se opone duramente a la reforma universitaria.

El 2 de enero de 1919, en el viejo teatro San Martín, Ricardo Rojas lee su conocida "profesión de fe argentinista" e invitó a formar un movimiento político. A los 7 días, sus miembros se lazaron a matar obreros y vejar judíos... Empezaba la SEMANA TRAGICA.


Imagen: En la edición del 18 de enero de 1919 la revista Caras y Caretas dedicó 16 páginas a la cobertura de la Semana Trágica. Esta foto documenta la tarea de la Liga Patriótica, fuerza de choque juvenil de derecha, que persiguió con apoyo policial y militar a huelguistas, gente de izquierda, anarquistas y judíos.

Puede descargar la revista Caras y caretas en pdf desde aquí.

Ramiro Ross, especial para El Ortiba. Enero 2009
ramiroross07@hotmail.com

www.elortiba.org
 

     Todos los libros están en Librería Santa Fe