Premios Oesterheld 2008

La Mesa de los Sueños de los Compañeros de Utopías de la Agrupación Oesterheld entregó los premios 2008 en el Salón Bolívar del Hotel Bauen [ver imagenes] el pasado 15 de diciembre.

Un afiche de Héctor Oesterheld acompañado por sus cuatro hermosas hijas (todos ellos desaparecidos) coronaba el escenario. Un manto de imágenes del campo nacional y popular daban marco al auditorio: Salvador Allende y Héctor Cámpora, Envar El Kadri y Macedonio Fernández, Evita, Perón y Ramón Carrillo, Manzi y Discépolo, Germán Abdala y Felipe Varela, Haroldo Conti y Azucena Villaflor.  

Mezclados con ellos, Dorrego, Belgrano, San Martín, Alejandro Olmos, Rosas, Chacho Peñaloza, el Che, Carlos Carella, Raimundo Gleyzer, Scalabrini Ortiz, Gustavo Rearte, Jauretche, Gerardo Vallejo, Felipe Vallese, Walsh, Marechal, Ortega Peña, Passaponti y más.

Todos, o la mayoría, de estos iconos históricos del campo nacional y popular y de las luchas populares por la liberación encuentran un espacio en las páginas de El Ortiba. Quizas ése sea el motivo por el cual la agrupación Oesterheld decidió galardonar este sitio como mejor página web 2008 del campo popular, aunque la razón principal deba buscarse en la magnánima generosidad de la Oesterheld en la persona de su alma máter, Martín García, y en su noble persistencia para convocar, agrupar y poner en escena las variadas corrientes y expresiones del campo popular.

Las distinciones otorgadas fueron las siguientes:

A las Instituciones del Pueblo y de la Patria: Instituto Jauretche, Centro Cultural Paco Urondo, Cátedra Salvador Allende, Carta Abierta, CGT y a la Comisión de Homenaje a la Vuelta de Obligado.

A las personalidades: Jorge Rulli, Mario Cafiero, Marcos Taire, Cazes Camarero, Beba Balve, Jorge de Mendonca y Juan Carlos Cena.

Autores y libros: Pablo Hernández por Patriotas y Patriadas, Conversaciones con José María Rosa; Manuel Urriza por El Perón que conocí; Roberto Bongiorno por Tiza y Carbón. Pintadas en el Peronismo; Marcelo Gullo por La insubordinación fundante. Breve historia de la construcción del poder de las naciones; Ricardo Auer y otros por Argentina 2010 Esperanza o Frustración y Octavio Getino por El Capital de la Cultura.

Editoriales nacionales y populares: FABRO, Fabián D´Antonio; CICCUS y Juan Carlos Manoukian.

Aporte Audiovisual: Tristán Bauer por canal ENCUENTRO del Ministerio de Educación de la Nación y Coco Blaustein por el Museo del Cine Pablo C. Ducros Hicken.

Televisión Comunitaria: Alberto Martinez por el Canal 5 de San Martín

Videos militantes: Emilio Cartoy Díaz, Cristian Jure y Silvina Rossi.

TV Abierta: Fernando Martín Peña y Fabio Manes por el cicloFilmoteca, de Canal 7 y Diego Capussotto y Pedro Saborido por su brillante tarea de recuperación de la memoria a través del humor.

A las radios: FM Gráfica, FM Mágica y FM de las Madres.

Programas de Radio:Hugo Presman y Gerardo Yomal por El Tren de AM Cooperativa; Pablo Malizzia, Leo Cofre y Tomas Garcia Seeber por A boca de jarrode AM Cooperativa; Omar López por Mate Amargo Radio Mágica "La Voz Sudamericana", Oscar “Gomita” Gómez por Al compás de las Noticias de AM 570 Radio Argentina; Hugo Alcaraz por Todas las voces, todas de Radio Nacional, FM 98,7 y Hugo Chumbita por Hacha y Tiza de Radio Nacional Folklórica FM 98.7.

A la Democratización de la Radiodifusión: Néstor Busso; Edgardo Molo; Damián Loretti; Juan Carlos Rapaccioli; Osvaldo Francés; Gabriel Mariotto; Néstor Piccone; Luís Lázaro; Jorge Coscia y Miguel Angel Pesado.

Revelación gráfica: Revista Barcelona.

A los periódicos y diarios: El Argentino, Beto Emaldi y Miradas al Sur, Eduardo Anguita.

Al mayor gesto militante del año: Claudio Díaz y Lorena Vázquez.

A las plumas del año de la Web: Fernando Del Corro; José Luís Ponsico; Jorge Rachid; Alberto Buela; Walter Moore; Gabriel Fernández; Carlos Chino Fernández; Roberto Bardini, Enrique Oliva; Julio Fernández Baraibar; Antonio Soliz Rada; Enrique Lacolla; Alberto Pérez Leigue y Carola Chávez.

A periódicos y páginas Web:Pelota de Trapo; Argenpress; Revista Zoom; Reconquista Popular; Lo Social; Pensamiento Nacional; PJ Digital; Rebanadas de Realidad; Agencia Nova; Info Región; Agencia Paco Urondo; Agencia Rodolfo Walsh; Ecupres -Agencia De Noticias Prensa Ecuménica; Mercosur Noticias y Clan ’Recuperón.

Teatro: Jorge Lopez Vidal y Daniel Di Cocco por Perón en Caracas; Lito Cruz y Rubén Stella por Guayaquil, El Encuentro.

A la tarea musical destacada: La Jury; Daniel López y Ariel Carlino.

Aporte del Gremialismo:Julio Piumato; Horacio Ghilini; Leonardo Fabre; Roberto Picco; Víctor Santamaría; Juan Carlos Schmid; Momo Benegas y Omar Plaini.

Plástica nacional: Daniel Santoro; Viviana Poniemann; Ruben Borre y Nora Patrich.

Premio Especial de la Comunicación Social: ex Senador Ricardo Lafferriere.

Premio Especial de la Memoria Histórica Patriótica: General de Brigada Roberto Bendini.

Gran Premio Oesterheld: Ana Jaramillo, por su notable gestión simbólica de la cultura nacional y popular en la Universidad de Lanús.

Gran Premio Nac&Pop Oesterheld 2008: Horacio Sacco por El Ortiba, la mejor página Web 2008 del peronismo y del campo nacional y popular.

[Fuente de datos: Revista Zoom. Ver imágenes


La Oesterheld premió al general Bendini


Es bueno saber desde dónde se tomó la decisión de otorgarle a Bendini el Premio Oesterheld 2008.

Por Daniel Brion

El Tte Grl Roberto Bendini ha reivindicado al ejército nacional de Perón y Valle y marcado un camino a recorrer a quienes lo suceden: Sentir la Patria.

La Agrupacion Oesterheld debe su nombre a Héctor Germán Oesterheld, el gran escritor de El Eternauta, que militó en el
peronismo combativo acompañando a sus hijas Diana, Marina, Beatriz y Estela, jóvenes de 14 a 19 años, militantes de la UES y la Juventud Peronista.

La agrupación Oesterheld tomó la decisión de premiar al general Roberto Bendini en la ceremonia de su entrega anual de Premios a luchadores sociales y personalidades del campo nacional y popular, que se llevo a cabo el lunes 15 de diciembre en el hotel Bauen.

La Agrupacion Oesterheld lleva su nombre en homenaje a Héctor Germán Oesterheld, quizás el más grande autor de historietas de la Argentina de todos los tiempos y uno de los mayores escritores de aventuras del mundo entero.

Oesterheld militó en el peronismo combativo acompañando a sus hijas Diana, Marina, Beatriz y Estela, jóvenes de 14 a 19 años, militantes de la UES y la Juventud Peronista.

Todas las chicas Oesterheld y su padre, Héctor Germán, fueron secuestrados, torturados, asesinados y desaparecidos durante la dictadura del Proceso.

En el marco de la entrega de premios a diversas figuras como el plástico Daniel Santoro, la rectora de la Universidad de Lanus, Ana Jaramillo, la escultora Nora Patrich, escritores como Pablo José Hernández y Marcelo Gullo, plumas de ensayo como Walter Moore, Alberto Buela, Julio Fernandez Baraibar, Enrique Oliva, agencias periodísticas de Internet como Agencia Rodolfo Walsh, o Paco Urondo, paginas web como El Ortiba, o Pensamiento nacional, dirigentes sindicales como Julio Piumato, Omar Plaini, o Gerónimo Benegas, instituciones como el Instituto Jauretche de la Provincia de Bs As; ARBIA, etc; los miembros del jurado de la Oesterheld decidieron otorgarle un premio al general Bendini.

Antes de conocer a Roberto Bendini, personalmente, se comenzaba a ver con una sonrisa alegre, que, en los mástiles del campo de polo y de las diferentes guarniciones militares, nuestra bandera perdía ese color celeste cada vez mas lavado y recuperaba el azul celeste que mostraba la fuerza de su creador, el sol de esa bandera dejaba de ser el de la mueca espantosa de los últimos años y volvía el sol del 25, como lo llamaron los constituyentes del año XIII cuando lo impusieron.

Y se veía a un ejército argentino que volvía a la fuente de un Ejército Nacional, que buscaba acercarse y nutrirse del pueblo, pues como decía Evita nutrirse del pueblo permite conocer más a ese pueblo y saber con mas certeza de sus necesidades y expectativas.

El Tte Grl Bendini lo estaba logrando, y parece que ha dejado marcado un camino a recorrer, a quienes lo suceden: SENTIR LA PATRIA. Pero es bueno repasar algunas fechas y algunos nombres e historias para saber desde dónde se tomó la decisión de otorgarle a Bendini, el Premio Oesterheld 2008.

Jueves 24 de marzo de 2004

Los cuadros de los dictadores Jorge Rafael Videla y Reynaldo Bignone, que estaban colgados en una de las galerías del Colegio Militar de El Palomar, fueron retirados por el jefe del Ejército, Roberto Bendini, al cumplirse 28 años del golpe de Estado de 1976.

El Presidente de la Nación dijo entonces: que el retiro de los cuadros marca definitivamente un claro posicionamiento del país, de las Fuerzas Armadas, del Ejército y de él mismo, en su carácter de Presidente y de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, de terminar con esa etapa lamentable, y de que esté consolidado el sistema de vida democrático y desterrado el terrorismo de Estado.

Nunca, desde el retorno de la democracia, habían dejado de exhibirse allí.

Algunos militares vieron en esto una traición a las FFAA, otros decían que debió de haber pedido a su asistente que lo hiciera por él, en realidad descolgar esos cuadros significó un acto de nobleza por parte del Jefe el Estado Mayor del Ejercito haberlos descolgado en persona fue un claro mensaje, ningún jefe que se precie de tal sería incapaz de dar una orden que el mismo no estuviera dispuesto a cumplir, y el mismo lo hizo simbolizando que nacía un nuevo ejército, un Ejército Nacional y respetuoso de las Instituciones, que se alejaba de aquel otro ejercito genocida y golpista.

Años más tarde, el jefe del Estado Mayor de la Armada, almirante Jorge Godoy, descolgó el cuadro del ex almirante Emilio Eduardo Massera que lucía sonriente en el pasillo de entrada a su oficina del Edificio Libertad, con el mismo criterio político que el Tte Grl Bendini lo con los ex generales Jorge Videla y Reynaldo Bignone.

También el jefe de Policía de Córdoba Alejo Paredes, el 16 de julio de 2007, tomó una decisión histórica, la de retirar los retratos de los jefes de Policía que ocuparon ese cargo durante la última dictadura militar: teniente coronel Benjamín Adolfo Rivas Saravia, coronel Rodolfo Aníval Campos, coronel Senen A. Rozas, coronel Carlos Vidal Miy Uranga, coronel Roberto Bernardo Dambrosi. Dos de ellos, Saravia y Campos, están imputados de hechos graves que van desde la tortura y la privación de libertad al homicidio. El ejemplo dado por el Jefe del Ejercito había mostrado a los jefes de otras fuerzas cual era el camino a seguir.

En la mañana del 11 de junio de 2005

En instalaciones de la Guarnición Militar Campo de Mayo, llevó a cabo una ceremonia para recordar a los caídos en las jornadas de junio de 1956. El acto fue presidido por el Ministro de Defensa, Dr. José Pampuro, quién estuvo acompañado por el General Roberto Bendini y familiares de los caídos. Estuvieron presentes en el acto el Secretario de Asuntos Militares, oficiales en actividad y en retiro, familiares e invitados especiales.

El jueves 16 de junio de 2005

En la Casa Rosada, Bendini presidió un acto recordatorio, durante el cual fue descubierta una placa con los nombres de los nueve granaderos fallecidos en los sucesos de junio de 1956, cuando aviones de la marina bombardearon y ametrallaron Plaza de Mayo y sus alrededores, asesinando a miles de ciudadanos.

La ceremonia fue presidida acompañado por el ministro de Defensa, y contó con la presencia de autoridades políticas y militares, ex granaderos, familiares de los fallecidos y militantes.

El sábado 10, en el monumento inaugurado en el 2005 frente al CAECOPAZ, en Campo de Mayo, se desarrolló una ceremonia en memoria de los civiles y militares fusilados y, el lunes 12, en la Escuela de las Armas, se realizó un acto en el que se impuso el nombre histórico Tte Grl Juan José Valle a la Escuela de Ingenieros.

Entre el 9 y el 12 de junio de 2005

Con motivo de cumplirse 50 años de los trágicos acontecimientos de junio de 1956, se realizaron, entre el 9 y el 12 del corriente mes, varios actos en memoria de los caídos en aquellas jornadas.

El día 9, en Plaza Las Heras, se llevó a cabo un acto para rendir homenaje a los fusilados en ese lugar y presentar un proyecto de cenotafio recordatorio. Asimismo, en el cementerio de Olivos, en Vicente López, hubo una conmemoración frente a la bóveda del Tte Grl Juan José Valle. El sábado 10, en el monumento inaugurado en el 2005 frente al CAECOPAZ, en Campo de Mayo, se desarrolló una ceremonia en memoria de los civiles y militares fusilados y, el lunes 12, en la Escuela de las Armas, se realizó un acto en el que se impuso el nombre histórico Tte Grl Juan José Valle a la Escuela de Ingenieros.

El martes 12 de junio de 2007

En el monolito que el Grl. Bendini ordeno construir en memoria a los fusilados y asesinados en junio de 1956, en Campo de Mayo, se llevó a cabo una ceremonia recordatoria de esas trágicas jornadas, que el mismo presidio en inolvidable discurso. Durante el acto, se realizó una invocación religiosa, a cargo del capellán mayor del Ejército, y se colocaron ofrendas florales. Luego, el jefe del Ejército hizo uso de la palabra y, para finalizar, se ejecutó un toque de silencio. En la ocasión, participaron el Secretario de Asuntos Militares, personal de oficiales, invitados especiales y familiares de los caídos.

El 12 de abril de 2007

En una ceremonia presidida por el jefe General Bendini, se procedió a descubrir un busto que recuerda a este ilustre zapador, Tte Grl Juan Jose Valle, en la Escuela de Ingenieros que lleva su nombre. Asimismo, se realizó la bendición del sable corvo y el Winchester 44.40, que perteneció al extinto general y que hasta ese momento tenía en custodia Daniel Brión –hijo de otro de los caídos en junio de 1956-, desde ese momento permanecerán en custodia en este instituto.

El martes 20 de noviembre de 2007

En el Regimiento de Infantería 1 Patricios, se llevó a cabo una ceremonia, presidida Tte Grl Roberto Fernando Bendini, en la cual se entregaron medallas recordatorias a los veteranos de la Guerra de Malvinas y familiares de los caídos en el conflicto, en el marco de la campaña A 25 años de la Gesta de Malvinas – Sentir la Patria y se conmemoro nuevamente después de muchos años si hacerse en las fuerzas armadas o en el gobierno nacional el Dia de la Soberanía Nacional, en memoria del Combate de la Vuelta de Obligado, con un histórico discurso del Grl. Bendini.

El 27 de noviembre de 2007

Durante una ceremonia en la plaza de armas Soldado clase 1963 VGM José Honorio Ortega, de la Guarnición Ejército Río Gallegos, el teniente general Roberto Fernando Bendini, acompañado por el gobernador de la provincia de Santa Cruz, procedió a imponer el nombre de Brigadier General Juan Manuel de Rosas al Comando de la XIra Brigada Mecanizada, entronizando su busto en el Casino de Oficiales de dicha guarnición. (No hace falta aportar datos biográficos para saber la importancia de este nombre y lo justo del reconocimiento hecho, sumado a la portación de los atributos que todo hombre debe tener para tomar la decisión.) Y el de General Jerónimo Costa (1) al Regimiento de Infantería Mecanizado 24, como homenaje del Ejército a dos próceres de la nación que ejemplifican las virtudes del hombre de armas.

(1) El General Jerónimo Costa pertenecía a una familia de Buenos Aires, donde había nacido en 1809. Peleó como teniente, a las órdenes del Coronel Félix de Olazábal, en la guerra con el Brasil, y de esta campaña regresó a Buenos Aires con el grado de capitán. Opositor al movimiento de Juan Lavalle contra Dorrego, y triunfante la sublevación unitaria, fue dado de baja del ejército el 12 de Diciembre de 1828. El joven oficial siguió entonces a su jefe Olazábal, que pasó a servir a las órdenes de Rosas. En 1831, hizo la campaña contra el general José María Paz, jefe de la liga Unitaria en el interior, y en 1833, la campaña del desierto. En Abril de 1835, Rosas lo nombró comandante de la isla Martín García y en este puesto lo encontró, tres años después, la guerra con Francia y con Fructuoso Rivera, aliado de los europeos. El 11 de Octubre de 1838, una escuadra francesa al mando del capitán de corbeta Hipólito Daguenet atacó la isla, después de que Costa rechazó la orden de entregarla. Defendió heroicamente su posición batiéndose contra fuerzas muy superiores, que finalmente se apoderaron de la isla. En reconocimiento a su valor y capacidad combativa, Daguenet devolvió las espadas a sus prisioneros, Costa y oficiales que lo acompañaban. El jefe francés, en nota enviada a Rosas el 14 de Octubre desde la nave en que condujo a Costa hasta las proximidades de Buenos Aires, expresó su admiración por "los talentos militares del bravo Coronel Costa" y por lo que calificaba de "increíble actividad". Posteriormente, Costa prestó servicios en el Fuerte Independencia de la ensenada y en el ejército federal que hizo la campaña contra Lavalle. Peleó así en Cagancha, Don Cristóbal y Sauce Grande; y después, a las órdenes de Oribe, en Quebracho Herrado. Formó entre los jefes del ejército del General Angel Pachaco y, en 1841, tomó parte en la batalla de Rodeo del Medio, al final de la campaña contra la Coalición del Norte. Al año siguiente, peleó en Arroyo Grande, y desde 1843 hasta 1851 sirvió en el ejército sitiador de Montevideo. Cuando, en la primera semana de Octubre de 1851, se negoció la capitulación de Oribe ante Urquiza y sus aliados, Costa se negó a aceptarla, y el día 7 de ese mes y año, se embarcó para Buenos Aires a bordo de una corbeta inglesa, y se presentó luego a Rosas. Luchó poco después en Caseros, formando parte de las fuerzas de Pacheco, y tras la derrota se alejó del país en el mismo barco que viajaron Rosas, su hija Manuelita y el general Pascual Echagüe. Regresó a su patria en Agosto de 1852 y desde entonces apoyó a Urquiza y su política. El 31 de Mayo de 1853, el Director provisional le extendió los despachos de Coronel mayor grado que poseía cuando fue fusilado por orden del Gobernador Obligado. Sus restos pudieron recibir sepultura piadosa gracias al empeño de Mercedes Rosas de Rivera, hermana de don Juan Manuel.

También el 27 de noviembre de 2007

En una ceremonia similar realizada por la mañana, Bendini impuso el nombre histórico de Coronel Juan Bautista Thorne (2) al Grupo de Artillería Blindado 11 en la Guarnición Ejército Comandante Piedrabuena.

(1) El Coronel Juan Bautista Thorne que había nacido en Nueva York, el 3 de marzo de 1807, conoció Buenos Aires en un viaje de instrucción y siendo cadete de una Escuela de Marinería. Como marino viajó mucho antes de establecerse definitivamente en un país, conoció las principales capitales europeas y hasta residió un tiempo en Brasil. En 1825 se radicó definitivamente en Argentina, dos años después se incorporó en la Armada de nuestro país en calidad de Aspirante de 1ª. Sobre esta actitud de defender la soberanía argentina, solía afirmar… -soy argentino por simpatía, y por haber adquirido con mi sangre tan glorioso título… Entre sus muchos cargos, destinos, combates, heridas y cautiverio que cosechó y sufrió en la agitada epopeya de su vida. Sobre estos avatares solía expresar: …Llevo en mi cuerpo las severas impresiones del plomo del Brasil, del plomo de la Francia, del plomo de la Gran Bretaña, y estos signos me hermosean a mi vista y estos signos me enorgullecen al contemplarlos… Estos son solo algunas de sus más destacadas actuaciones: Integró la tripulación de la corbeta de Guerra Chacabuco; defendió la región de Carmen de Patagones combatiendo contra los invasores brasileños en la olvidada Batalla del Cerro de la Caballada. En el transcurso de la guerra contra los imperiales cariocas fue herido y hecho prisionero por un lapso de un año en las hacinadas condiciones que le propinaba estar embarcado en un pontón en tan prolongado lapso. Recuperando su libertad a la finalización de la guerra, posteriormente ya libre se dedicó en 1829 al comercio naval. En 1831 se reincorporó al servicio naval, al comienzo con el grado de Teniente y poco después era designado 2º Comandante del Bergantín-Goleta General Balcarce. Combatió a los unitarios en la Banda Oriental (Uruguay) y a las huestes de Lavalle en Entre Ríos. De regreso en Buenos Aires fue recibido con honores y designado 2º Comandante del famoso Bergantín Republicano. En 1833 y como segundo al mando de la Goleta Margarita hizo la campaña al desierto a las órdenes del Jefe del ala izquierda de la expedición, Don Juan Manuel de Rosas. Thorne fue el primero que se internó, con su nave, en el extenso brazo del Río Colorado. Luego de la Campaña al Desierto fue condecorado y ascendido a Comandante de la Goleta "Sofía". Entre los años 1834 y 1835 comandó varias naves como la Gral. San Martín: Patriota; Sarandí y Republicano. En 1837 fue enviado a custodiar la isla Martín García al mando de la goleta Manuelita. En 1838 al ser atacada la isla por los franceses, Thorne comandó la artillería y la infantería en guerrillas. Junto a su jefe, el coronel Jerónimo Costa, derrocharon coraje y energía para defender la plaza sosteniendo una lucha desigual por desproporción en hombres y elementos que soportaron. La lid concluyó con la rendición de la Isla y la captura de ambos jefes que a su pedido fueron remitidos a Buenos Aires. El Comandante de la Armada francesa, Almte. Hipólito Daguenet tuvo la hidalguía de destacar por escrito, en comunicación a Rosas, el comportamiento de estos valientes. Poco tiempo después Thorne se tomaría el desquite contra los franceses en las márgenes del río Paraná en la batalla de Cagancha, siendo ascendido a Teniente Coronel en el mismo escenario de la lucha. En similares circunstancias combatió contra Lavalle en las batallas de Don Cristóbal donde los federales obtuvieron un rotundo triunfo en el otoño de 1840. Vuelve a chocar con la llamada Legión Libertadora en Sauce Grande, donde es herido de un lanzazo. Casi en convalecencia se enfrenta con contingentes franceses en Río Seco (Santa Fe). El 1º de noviembre de 1840 es ascendido al grado de coronel, ya en 1841 sufre la derrota de Echagüe a manos de las fuerzas que comandaba José María Paz en la gravosa contienda de Caaguazú, donde nuevamente fue herido. En 1842 retorna al servicio naval, esta vez a las órdenes del ilustre Almirante Guillermo Brown, para apoyar el bloqueo a Montevideo. Participa en la gloriosa jornada de la batalla de Costa Brava, en donde las fuerzas argentinas consiguen una trascendente victoria ante Giuseppe Garibaldi, conocido como El chacal de los tigres anglofranceses o simplemente chacal pirata a pesar de contar éste con el apoyo de galos y sajones. En el marco de la llamada Guerra del Paraná descollará en la acción bélica más importante de esa contienda y me estoy refiriendo al Combate de la Vuelta de Obligado efectuado el 20 de noviembre de 1845, fecha que es designada como día de la Soberanía Nacional. En la misma actúa como jefe de la batería Manuelita – una de las cuatro emplazadas por Mansilla – que es la más expuesta por su posición, agreguemos que en todo momento se arriesgaba de manera temeraria, paseándose por toda la batería arengando a sus tropas y dirigiendo los disparos. Combatió heroicamente contra las fuerzas anglo francesas que finalmente forzaron el paso. Thorne al permanecer, como era su costumbre, en la primera línea de batalla, sufrió gravísimas heridas. Las esquirlas de una granada le fracturó un brazo y parte del cráneo, derribado por el impacto del proyectil se incorporó prestamente afirmando …no ha sido nada… sin embargo había quedado sordo para siempre y con secuelas en su brazo. Desde entonces recibió el apodo de El sordo de Obligado. Repuesto de sus heridas fue nombrado Comandante en Jefe de la costa del Río Paraná. Defendió esas costas en 1846, contra la misma flota anglofrancesa que regresaba de Paraguay, participando de las batallas y escaramuzas designadas como San Lorenzo; El Quebracho; Acevedo; El Tonelero y otras. En uno de estos encuentros recibió una profunda herida en el hombro izquierdo que con frecuencia le paralizaba el brazo. A la caída de Rosas le fue dada la baja absoluta de las fuerzas militares. En mayo de 1852 solicitó y obtuvo su incorporación al Cuerpo de Inválidos de Buenos Aires. Pasó a comandar la artillería confederada a las órdenes del coronel Hilario Lagos que puso sitio a Buenos Aires Los porteños no se lo perdonarían y sin condenas le aplicarían un ostracismo encubierto y lo sumirían en la miseria desconociendo los servicios prestados al país. El Coronel Juan Bautista Thorne fallece pobre y olvidado en Buenos Aires el 1º de agosto de 1885, en su casa de calle Tucumán 1482, en Buenos Aires, siendo las 7 de la mañana del mencionado día. Dejando viuda a Doña María Abad que lo sobrevivió hasta 1929, casi nonagenaria.

El lunes 09 de junio de 2008

En el Cementerio de Olivos, en Vicente López, se llevó a cabo una ceremonia recordatoria de las trágicas jornadas de junio de 1956. Durante el acto, se procedió a descubrir un busto del teniente general Juan José Valle y se realizó una invocación religiosa. Pronunciaron palabras alusivas el concejal Arturo Stanic, Daniel Brión familiar de uno de los caídos en aquellas jornadas y en último término el Secretario General del Ejército, general de brigada Hugo Domingo Bruera. Luego se colocaron ofrendas florales y, para finalizar, la Banda Militar Tacuarí, ejecutó un toque de silencio.

El 16 y 17 de junio de 2008

En la provincia de Salta, se llevaron a cabo los actos conmemorativos del aniversario de la muerte del General Martín Miguel de Güemes. El lunes 16, por la noche, se realizó el tradicional cambio de guardia, oportunidad que los Infernales del Regimiento de Caballería Ligero 5 entregaron la Guardia de Honor a los integrantes de la Asociación Gauchos de Güemes. Momento después, la Banda Militar Coronel Bonifacio Ruiz de los Llanos tocó los acordes del Himno Nacional Argentino. El día 17, se llevó a cabo el tedeum en la catedral. Al finalizar, las autoridades se trasladaron al pie del monumento del héroe gaucho donde se encontraban formados los efectivos de la Agrupación Grl Martín Miguel de Güemes. En esta ocasión, el Gobernador procedió a entregar los Decretos Provinciales, mediante los cuales declaró Ciudadano Ilustre, al General de Brigada (R), Jorge Edgarde Leal, quien fuera Jefe de la primera expedición al Polo Sur Geográfico en el año 1965. Los distintos actos contaron con la presencia del gobernador de la provincia de Salta, el comandante de la Vta Brigada de Montaña, miembros del poder judicial, ejecutivo y legislativo provincial, representantes de las fuerzas de seguridad, autoridades militares y público en general.

El lunes 25 de agosto de 2008

En la localidad de Rospentek, provincia de Santa Cruz, el teniente general Roberto Fernando Bendini, presidió la ceremonia de imposición del nombre Coronel Manuel Dorrego al Regimiento de Infantería Mecanizado 35. En la ocasión, el JEMGE, el comandante de la XIra Brigada Mecanizada y el jefe del Regimiento descubrieron la placa conmemorativa de la imposición del nombre y se hizo entrega de la nueva bandera nacional de guerra. Dijo entonces el Grl. Bendini: -el justo y merecido homenaje a un hombre defensor del sistema federal y de profundas convicciones nacionalistas.

Conclusiones: El programa Sentir la Patria que el Tte Grl Bendini impuso mientras fue Jefe del Estado Mayor General del Ejercito no se ha caído, se ha multiplicado, en la misma fuerza y entre los civiles que han decidido levantar el reto y desarrollar la tarea. Solo a modo de muestra menciono dos recientes muestras de tal continuidad:

El 20 y el 23 de noviembre de 2008

La Comisión de Homenaje Permanente a la Vuelta de Obligado organizó en ese sitio histórico, ubicado en la localidad de San Pedro, Provincia de Buenos Aires, importantes actos conmemorativos del Día de la Soberanía Nacional y de la guerra del Paraná. Con gran adhesión de público del lugar y llegado desde de Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Desde hace muchos años que esto no se hacía y la expectativa es, para el próximo año, lograr la presencia del Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, de la Provincia de Entre Ríos y autoridades del Gobierno Nacional. Que las instituciones de la Nación recuerden esta fecha con los honores que corresponde.

El 30 de noviembre de 2008

Dentro del mismo Ejército Argentino, hoy el Grl Bendini no es más el Jefe del Estado Mayor de esa fuerza, pero su escuela parece continuar, su Sentir la Patria permanece vigente y ojala que así continúe.

En cuarteles de la Compañía de Cazadores de Monte 12, se llevó a cabo una ceremonia cívico militar durante la cual se impuso el nombre histórico Coronel Andrés Guacurari y Artigas a la mencionada compañía.

No es aún usual en nuestro territorio la memoración del General Indio Andrés Guacurarí - Andrés Guacurarí, o Andresito, llamado así por su baja estatura, hijo de una india, nació en San Borjas (hoy Brasil), el 30 de noviembre de 1778 y pasó su infancia en Santo Tomé (hoy Corrientes), en el territorio de las misiones jesuíticas, donde los guaraníes resultaban carne de mercancía fácil de los bandeirantes, que tenían así esclavos para sus tareas, especialmente en los dilatados cafetales.

En 1811 o 1812 se produjo su encuentro con José Gervasio Artigas, en Salto Chico o Ayuí, en fecha imprecisa como el lugar de ese acercamiento. En el fondo de su mirada Artigas descubrió, sin duda, algunos signos inequívocos de valor y lealtad; -Conociéndose la manera de ser de Artigas, su larga experiencia, su gravedad en actos y palabras, su trato severo y frío, su circunspección, en fin, debe pensarse que la confianza tan honrosa como extensa y firme que el héroe oriental dispensaba al guaraní, fue obra de lentas comprobaciones. Andresito, fue adoptado por Artigas como su hijo y comenzó a revistar en la caballería gaucha de los blandengues, demostrando sus condiciones de táctico para la guerra, que se agudizan en el disciplinado cuerpo. Tiene, además, como Artigas, el mismo sentimiento profundo de rechazo a la ocupación y al atropello, y conoce el sometimiento y la opresión. La estrategia de Andresito se mueve en la batalla rápida, en la presencia de los grupos que parecían surgir desde lugares fantasmas, para ocultarse luego, fantasmas ellos mismos, en la espesura de las selvas misioneras o en los vericuetos de agua de la Iberá. Y esa misma convicción libertaria lo llevó a Corrientes, donde la sociedad lo rechaza de plano; y es que esa misma sociedad, hacendada ya, no podía menos que sentirse herida por la presencia del general y su origen indio, ignorando así los basamentos de la Patria Americana. Y así llega el 24 de junio de 1819; había cruzado el Río Uruguay y una patrulla esclavista lo encuentra solo y desarmado. -Y hecho herido y prisionero, Andrés Guacurarí y Artigas, fuertemente custodiado, comenzando a ser conducido a pie, bajo ataduras de cuero crudo mojado a Porto Alegre, para tomar, sin regreso, el camino de la prisión. No hay fecha de su muerte, encadenado en un sótano de la isla Das Cobras. Durísimo golpe para Artigas, principio del fin del sueño de la Confederación de los Pueblos Libres.

El acto fue muy aplaudido y el General Bendini recibio el premio visiblemente emocionado por el homenaje de los compañeros en un marco de excelente confraternidad peronista.

DB/ N&P: El Correo-e del autor es Daniel Brion imepu@fibertel.com.ar

Fuente: Nac&Pop www.nacionalypopular.com | www.elortiba.org
 

     Todos los libros están en Librería Santa Fe